Utensilios Museo Etnológico

Los detalles en los que debes fijarte cuando visites el Museo Etnológico de Dénia

Si pasas unos días en Dénia, una visita no obligada pero recomendable es el Museo Etnológico. Adentrarte en él puede ser una excusa para huir del calor y al mismo tiempo hacer un recorrido por unas de las mejores décadas de la ciudad, las del comercio de la pasa.

Está en pleno centro de la ciudad, en el número 1 de la calle Cavallers, junto a la plaza del Ayuntamiento. El museo abre todos los días excepto lunes y domingo tarde y la entrada es gratuita. (Tienes los horarios aquí). A media mañana puede ser buena hora para visitarlo. Para una visita sin estrés, necesitarás 1 hora. No hay visita guiada pero hay paneles explicativos que ayudan en la comprensión de los diferentes momentos históricos de la ciudad.

Cuando acabes, será el momento perfecto para comer. Estás muy cerca de la calle Loreto, donde hay muchos restaurantes y una variada oferta gastronómica. Pero te recomendamos Ca Pepa Teresa: sus famosos escabeches (ya te hablamos de ellos en este post), su espencat, o su puchero con pelota te seguirán transportando a otra época, la de los sabores de siempre y la cocina hecha con el cariño de nuestras abuelas.

Restaurante Ca Pepa Teresa
Restaurante Ca Pepa Teresa

Pero seguimos con el museo. El edificio por si solo ya es una pieza arquitectónica muy bonita. Es una casa burguesa típica del s. XIX, de tres plantas y con un patio interior ajardinado. En la vivienda encontramos un estilo tradicional de la época con materiales autóctonos y revestimientos originales.

Fachada Museo Etnológico Dénia
Fachada Museo Etnológico de Dénia

Y, en concreto, ¿cuáles son los detalles que no debes perderte en tu visita al museo? Aquí tienes cinco recomendaciones:

  • El pavimento de cerámica de Manises pintado por Francisco Dassí a principios del s.XIX. El mosaico forma un conjunto de inspiración floral que preside el salón principal de la primera planta.
  • Las vestimentas diarias de los agricultores. Sencillas y útiles para afrontar las jornadas de verano en las que participaban todos los miembros de la familia. Y en el lado opuesto, las joyas de las mujeres más adineradas: pendientes, collares o broches que exhibían la pujanza económica.
  • Los cañizos, confeccionado con cañas y que servían para secar las pasas (que fueron el motor económico de la zona en el s.XIX).
  • Los “cromos” o ilustraciones corporativas en las cajas que se utilizaban para exportar las pasas y que representaban a las principales compañías comercializadoras. Hay dibujos y eslóganes estampados en inglés (dirigidos a los clientes importadores).
  • La colección pictórica del museo. En la decoración del inmueble se esconde una rica variedad de pinturas relacionadas con la época y con la ciudad.

Con estos detalles el museo etnológico nos adentra en una de las épocas recientes de la ciudad con mayor actividad empresarial y repercusión en todos los ámbitos sociales. El paseo didáctico por él ayuda a comprender cómo fue el tiempo en el que Dénia se convirtió en un puerto comercial internacional con la uva pasa de moscatel como buque insignia.

 

¿Te hemos convencido para visitar el Museo Etnológico y conocer un poco más de la historia reciente de Dénia? Recuerda que si lo complementas con una comida en Ca la Pepa Teresa el placer es doble. ¡Que lo disfrutes!

 

(Foto destacada de: Denia.com)

2 comments

    1. LowCost
    2. 2 años ago

    Gracias por la información… muy bien explicado

    1. Cesar Palazuelos
    2. 2 años ago

    Gracias a vosotros por el comentario.

What do you think?